Claudio Piña

Los insectos son más útiles de lo que creemos

No solo salvan la tierra polinizando y regenerando la flora y fauna de nuestra tierra, función esencial para nuestra sobrevivencia. También nos enseñan aspectos fundamentales para la ingeniería actual.

La bioingeniería es uno de los desarrollos que le debemos exclusivamente a esta parte de la zoología, ya que tienen técnicas que han demorado miles de años en desarrollar, y gracias a nuestra increíble capacidad de copiar, podemos aplicar para mejorar nuestra sociedad.

Existe un insecto que vive en el desierto de Namib (África) que recolecta el agua del aire del ambiente gracias a pequeños surcos en su lomo, que le permite vivir en períodos de sequía. Esa idea permitió desarrollar los atrapa-nieblas, para recolectar agua en lugares de gran humedad ambiental que incluso, permiten elaborar cervezas, como sucede en la IV región.

Desde la informática, tenemos por ejemplo algoritmos de búsqueda conocidos como “algoritmo hormiga”, para buscar de manera rápida y eficiente, que puede ser usado, por ejemplo, en google maps cuando buscamos la ruta para ir a casa en automóvil.

Otro ejemplo tremendamente importante, es el algoritmo genético, como técnica principal para desarrollar la inteligencia artificial y todas las aplicaciones que ampliamente se conocen, desarrollando “objetos” que se reproducen y evolucionan a través de generaciones, eso sí, en muy poco tiempo gracias al poder de los buenos procesadores actuales, pero llegando a soluciones como el cálculo de parámetros de optimización en problemáticas de ingeniería en general, que de otra manera sería muy difícil obtener.

Ejemplos como este hay por montón y en caso todas las áreas del conocimiento, por tanto, la reflexión está apuntada a respetar y aprender a convivir con estos pequeños seres de la naturaleza, aprendiendo que no solo convivimos con ellos, sino que vivimos solo porque ellos también están entre nosotros.

 

Claudio Piña

Académico

Ucentral Región de Coquimbo