2 [640×480]

Con un carnaval familiar celebraron Alérgicos Múltiples de Atacama un año como agrupación

El Parque Schneider en la ciudad de Copiapó fue el lugar de encuentro en el que se desarrollaron diversas actividades.

Con yoga para grandes y chicos, juegos, creación de carteles, piramides de tarros de fórmula láctea, difusión de información sobre alergias alimentarias, show de payasos a cargo de “Risonancia” y la presentación de un grupo de dancehall, la Agrupación Alérgicos Múltiples de Atacama (AMA) conmemoró su primer año de aniversario.

Desde AMA, en voz de su presidenta Daniela Cruz, destacaron la misión y visión de la organización “esta agrupación se formó hace un año, con un grupo de madres que decidieron tomar la mano de este proyecto, para poder acompañar, guiar y crear una cultura del diagnostico de lo que son las alergias alimentarias en Atacama. En donde, hasta el momento forman parte más de 60 familias de las diversas ciudades de la región que conviven con esta condición médica, y con la que se nos hace dificil el que exita una inclusión y una cultura de esto.  Por ello, seguimos trabajando con los servicios publicos, los jardines, los hospitales y la comunidad, para que esta condición se siga vibilizando tal como hasta ahora, y en base a ello, nuestros hijos y familias puedan ser incluidos en esta sociedad”.

Francisca Pávez, socia de la agrupación, agradeció pertenecer a este círculo que la acoge junto a su esposo y su hijo Martín alérgico alimenario “cuando empezamos el camino de la alergia justo conocí a la agrupación, se estaban formando, por lo que fuimos parte de su conformación hace ya un año. Mi hijo hoy día tiene 1 año 6 meses, donde sigue teniendo reacciones alérgicas a algunos alimentos, pero se mantiene estable con algunas terapias complementarias y cuidando mucho su alimentación. Por eso estamos en la celebración del primer año de la agrupación, felices y esperando que sean muchos más, donde somos un grupo de muchas familias que nos apoyamos y nos complementamos en el camino de las alergias, en donde muchas veces somos poco entendidos en la sociedad en la que vivimos”.

Por su parte, Pía Martínez, madre de Mia Pascal, diganosticada como celiaca, comentó como es este proceso junto a su familia y ser parte de este grupo “es un camino de aprendizaje, de cambiar todo lo que estas acostumbrada en tu vida diaria y que como familia lo tomamos como una bendición de poder sanarnos nostros también. Por lo que estamos aquí celebrando a AMA, haciendo yoga para los niños junto a mi colega con la que trabajamos en la Escuela de Lenguaje de Tierra Amarilla, trabajando todas sus habilidades a nivel corporal y de estimulación emocional, brindándoles a los niños y sus padres este espacio para conectarse el sanar su cuerpo con la alimentación a través del alma y del juego”.

Oportunidad, en la que a través de esta vitrina las familias que participan activamente en la agrupación continuan visibilizando en la región de Atacama esta condición médica, trabajando en la  transformación de este largo camino de ir criando con alergias y criando con amor, como una necesidad, de mejorar la calidad de vida de las personas que viven con alergias múltiples, sus cuidadores y las de sus familias, que les permita garantizar sus derechos y la inclusión a través de una cultura de este diagnostico en la comunidad.