Noman proyecto de ley que busca sancionar a padres de menores de edad que beban alcohol en la vía pública

4Y4A8187 [640×480]

El diputado explicó que “la iniciativa legal establece la responsabilidad de los progenitores respecto del consumo de alcohol o drogas por parte de sus hijos, con una sanción de hasta 3 UTM”.

El diputado, Nicolás Noman, junto a otros parlamentarios de la Bancada, presentaron un proyecto de ley que establece la responsabilidad de los padres de  hijos menores de edad que vean alcohol en la vía pública, y los sanciona con una multa de hasta 3 Unidades Tributarias Mensuales (UTM).

Esto, explicó el parlamentaria, “con el propósito de disminuir y erradicar los casos de consumo de alcohol y drogas por parte de menores de edad en la vía pública”.

Noman explicó que esta iniciativa se basa “en la responsabilidad que tienen los padres por los hechos de sus hijos, toda vez que son ellos los que están incumpliendo con el deber de vigilar y supervisar a quiénes tienen bajo su cuidado”.

“Quien tiene una persona a su cuidado, en este caso los padres, tiene la obligación de observarla con el objeto que no cause daño. La propia legislación consagra de forma transversal dentro de nuestro ordenamiento jurídico, el deber de los padres de asistir a sus hijos, lo que se refleja con mayor claridad en materia penal, especialmente en aquellos delitos omisivos, donde el autor se encuentra en una posición de garante respecto de la víctima, como el padre o madre que no alimenta a sus hijos”, agregó el parlamentario.

Por ello, el legislador subrayó que el proyecto de ley “tiene por objeto sancionar a los padres por el consumo de alcohol o drogas, en la vía pública, por menores de edad, ya que estos tienen el deber legal y moral de no permitirlo, adicionando esta sanción a la obligación legal existente de reparar los daños causados por sus hijos”.

Finalmente, el diputado Nicolas Noman agregó que con esta iniciativa “esperamos que los padres se preocupen más de lo que hacen sus hijos y con quiénes se reúnen, para evitar que adquieran malos hábitos y cometan actos delictivos en las calles, y erradicar de una vez por todas el consumo de alcohol y drogas en las calles, que tanto mal le hacen a nuestros jóvenes”.

Valparaíso, 10 de diciembre de 2018