Columna de Opinión

jdt

Señor Director:

En el presente año, los estudiantes hemos sido testigos de las malas prácticas que se están llevando a cabo en distintas universidades a lo largo de nuestro país, con esto, me refiero a las acusaciones de acoso y abuso sexual que se han hecho anónima e irresponsablemente en contra de candidatos de diferentes listas a federación y que estos han tenido que auto denunciarse en la fiscalía. Claro ejemplo de esto, es lo ocurrido con Manuel Pradenas, en la Universidad de Concepción  y lo visto la semana pasada en la Universidad Católica, con el candidato gremialista, José Ignacio Palma.

Lamentablemente, con este tipo de actos, se daña irreparablemente la imagen de la persona y del movimiento al cual representa, además de ensuciar y disminuir la participación en la política a nivel universidad.

¿Tanto miedo tienen de perder el poder, que se ven en la obligación de instrumentalizar algo tan sensible como lo es el abuso sexual?

 

Javier Díaz Toro
Estudiante de Geología, Universidad de Atacama
Presidente Movimiento Crear UDA