Estudiantes de Vallenar culminan su periodo de formación dual en Guacolda

DSC_0598 [320×200]

Huasco, 30 de octubre de 2018.-

Luego de un periodo de formación práctica de dos años, un grupo de cuatro estudiantes del liceo industrial José Santos Ossa de Vallenar culminó su proceso de formación dual en la central generadora eléctrica Guacolda AES Gener en Huasco.

El programa, que la compañía apoya hace más de dos décadas, permite que los jóvenes estudiantes de mecánica puedan poner en práctica los conocimientos que adquieren en la sala de clases, ingresando a instalaciones industriales y recibiendo el apoyo por parte de los propios trabajadores que sirven como guías en la estadía y periodo de formación de los jóvenes.

“He logrado meter las manos en las máquinas, estando en terreno como son verdaderamente las cosas y uno aprende mucho más. Los planos te indican una cosa y en la práctica se ve distinto, uno aprende justamente a interpretar lo que tenemos disponible para trabajar. Estoy muy contento por haber pasado por Guacolda”, declaró Daril Guerrero, estudiante de cuarto año medio.

Por su parte, Manuel Montanares señaló que “con los trabajadores de Guacolda hubo buena relación, me enseñaban harto en las válvulas y motores, que son cosas que no había visto a esta escala. Aquí aprendí muchas cosas que en otro lugar no habría aprendido de esta manera, a conocer los valores de una empresa y el compañerismo”.

“Estamos muy contentos de seguir apoyando a estos jóvenes de la provincia porque somos convencidos que la educación siempre es la base del desarrollo del país y en ese contexto nosotros como empresa cumplimos un rol fundamental, el de apoyar los programas educativos que vayan en la línea del crecimiento personal y profesional”, señaló Francisco Ficara, gerente del Complejo Guacolda.

El programa de Educación Dual proporciona a los alumnos una formación teórica en el aula y práctica en la empresa de manera temprana durante sus dos últimos años de enseñanza media, oportunidad en que adquieren experiencia, habilidades y conocimientos complementando ambas jornadas –una semana de escuela y una semana de práctica- para su formación escolar. Tras este proceso los estudiantes quedan aptos para titularse como técnicos en mecánica e ingresar al mundo laboral.