1377948_149209388623183_406509875_n – copia

La necesaria modernización tributaria

El Presidente Sebastián Piñera quiere que Chile retome el rumbo y recupere su capacidad de crecer, incentivando la inversión, el ahorro y el empleo.  Desde el primer día, el Gobierno del Presidente Piñera asume esta misión de crear empleos, oportunidades de emprender, y aumentar los salarios, y lo hará haciéndose cargo de la precaria situación fiscal que recibimos. El INE informó que Atacama creció 5,5% entre abril junio de 2018. Es una noticia alentadora, reflejo de que se está corrigiendo el rumbo de la economía, pero aún falta mucho por hacer.

Para ello es clave reactivar cada vez más nuestra economía. Y para que la economía crezca más rápido y genere más empleo, debemos mejorar y modernizar nuestra ley tributaria.  Así se incentivará el ahorro, la inversión, y se fomentará el emprendimiento e innovación.  La modernización tributaria que impulsa el Presidente Piñera promueve y apoya a las Pymes, que son las grandes creadoras de empleo en Chile.  Con esta reforma, los pequeños y medianos empresarios tendrán tasas menores de impuestos y, en vez de dedicarse al papeleo, podrán dedicar más tiempo a hacer crecer su negocio.  Tendrán un sistema tributario único, integrado, más simple y comprensible, que brinde certeza jurídica, sea predecible y amigable para todos los contribuyentes; con incentivos especiales para la inversión.  Se modernizará la relación del contribuyente con el Servicio de Impuestos Internos.

La modernización tributaria que impulsa el Presidente Piñera recaudará los mismos recursos. El Fisco no dejará de recibir un solo peso menos. Ello, considerando la elevada deuda fiscal que heredamos, y  la necesidad de que el Estado cumpla adecuadamente sus funciones, especialmente en políticas sociales e infraestructura.

Y un aspecto central, es la equidad. Los que ganan más, pagarán más (equidad vertical); y si ganan lo mismo, pagarán lo mismo (equidad horizontal).

Tal como la seguridad pública tuvo un acuerdo transversal en 150 medidas, es necesario que el empleo reciba el apoyo de todos los sectores políticos; y con esa unidad, Chile crezca con fuerza, convirtiéndose en una sociedad de oportunidades y seguridades para todos.