REDUCCIÓN DE VELOCIDAD EN ZONAS URBANAS: SEGURIDAD Y BIENESTAR PARA TODOS

seremitt

Este fin de semana se publicó en el Diario Oficial la ley que reduce de 60 a 50 km/h la velocidad máxima en zonas urbanas, una iniciativa impulsada por nuestro Gobierno, que además de fomentar mejores condiciones de seguridad para conductores, ciclistas y peatones, refleja la visión de ciudad que queremos promover.

Aunque parezca un cambio menor, está comprobado que reducir en 10 km la velocidad máxima, mejora la capacidad de reacción ante eventuales imprevistos y aumenta las probabilidades de supervivencia al doble frente a un siniestro, sobre todo de peatones y ciclistas. Asimismo, con la nueva Ley de Convivencia Vial, que entrará plenamente en vigencia en noviembre, se obligará a los ciclistas (excepto niños, adultos mayores y personas con alguna discapacidad) a usar la calzada, por lo que era necesario y urgente mejorar las condiciones de seguridad y desplazamiento en la calle antes de implementarla.

Estamos conscientes de que el comportamiento no cambia si no hay fiscalización, por lo que estamos en coordinación con nuestro equipo de Fiscalizadores y Carabineros para poder supervisar e informar este cambio de la mejor manera posible a toda la ciudadanía. Nuestro rol es educar y salvar vidas más que castigar.

Por último, queremos avanzar a una ciudad moderna en donde los modos no motorizados tengan un espacio que nos permitan disfrutar mucho mejor de los espacios públicos. También queremos vivir una ciudad más amigable y armónica, en la cual una velocidad moderada nos permite compartirla en armonía y de forma justa con los distintos usuarios del espacio público. Menos autos, más transporte público y más caminatas, son temas pendientes en nuestra región y queremos hacernos cargo de esos cambios. Hoy el uso masivo de la bicicleta, las energías limpias y la reducción en el uso del automóvil ya son una realidad en muchas partes del mundo y nosotros no queremos quedarnos atrás.

Como Gobierno estaremos en constante coordinación con el Ministerio de Obras Públicas, Vivienda y los municipios locales para mejorar la calidad de vida de todos yconstruir ciudades más amigables para las personas. Esa es nuestra prioridad.

Vittorio Ghiglino
Seremi de Transportes y Telecomunicaciones de Atacama