Los nuevos días del niño

pato-urquieta

Poner a los niños primero ha sido un sello del Presidente Sebastián Piñera, porque los ha puesto en el corazón de las prioridades del Gobierno.  Queremos iniciar una nueva etapa para la niñez, con mayor protección, cariño e integración, es decir cumpliendo mejor la misión que tenemos como país con las nuevas generaciones.   Y lo hacemos porque el desarrollo de nuestro país exige no dejar a nadie atrás. Por eso el Presidente Piñera está comprometido con un Chile más libre, justo y solidario, que entienda que no solamente tenemos que preocuparnos de nuestros proyectos personales y familiares, sino que vivimos en comunidad.

Queremos emprender nuestros esfuerzos con nuestros compatriotas a temprana edad, en los primeros años de vida, porque es el momento en que queda trazado el camino de nuestras vidas.  Eso significa cambiar la historia.  Queremos protegerlos de la droga, la delincuencia, los maltratos, de los abusos, y entregarle las atenciones que requieren en educación, en salud, y sobre todo en cariño.

Nuestro Presidente Sebastián Piñera quiere dar un nuevo trato a los niños. Por eso está impulsando un cambio sustancial en la residencias del SENAME, con la finalidad de que puedan tener similares condiciones a las de un hogar, y por eso además se fijarán durante este año 2018, nuevos estándares de calidad, con un mayor financiamiento, para los centros colaboradores. Además, firmó el proyecto de ley que crea el Servicio de Protección de la Niñez, que junto al Servicio de Reinserción Juvenil, reemplazarán al SENAME.

Este nuevo servicio incluye a las familias en los procesos de ayuda, de intervención y de apoyo de los niños, de forma tal de que cuando se produce una separación con su familia, un objetivo central del nuevo servicio va a tratar de hacer un reencuentro entre ese niño y la familia que había perdido, dando siempre prioridad a ésta por sobre la internación en centros.

La familia es la que inspira la modificación del SENAME, porque es el núcleo fundamental de la sociedad, la institución más confiable de los chilenos, y la que será el centro de las políticas públicas en el Gobierno del Presidente Piñera.