La inclusión del E-Commerce

getimage

Por Gabriel Moreno, Jefe de Proyecto Multicaja PayPal

En lo que va de este 2018, el dólar ya acumula un descenso superior a los 13 pesos, alcanzando niveles mínimos que no se veían desde el 2015. En este contexto, y con el valor de la divisa norteamericana cayendobajo la barrera de los $600, uno de los segmentos más beneficiados sonlos consumidores que compran en sitios de E-Commerce que operan en el exterior.

Al tener el peso nacional una mayor valoración frente a monedas extranjeras, los compradores que adquieren productos a través de la web ahora pueden acceder a precios más atractivos, gastando menos en los mismos productos que están en oferta, ya que al ser valorizados en dólares, la caída de la divisa los beneficia.

Ciertamente la baja del dólar también ha permitido visibilizar el aumento del uso del comercio electrónico internacional por parte de los chilenos, y ha posicionado al E-Commerce como una opción para acceder a productos y a precios más convenientes o que no se pueden encontrar en Chile.Sin embargo, aún falta un trecho por recorrer para que el país alcance los niveles de penetraciónde la industria,considerando que el medio de pago favorito de estos es servicios es la tarjeta de crédito y sólo un 28% de la población chilena mayor a 15 años tiene acceso a ellas, de acuerdo a un informe de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF).

En base a las cifras, estamos muy lejos de poder catalogar a la sociedad chilena como una inmersa en el comercio electrónico. Algo que se ve reflejado en lo poco que se aprovecha esta ventana de oportunidades tanto para los consumidores que compran online, como para los emprendimientos que utilizan esta plataforma para crecer aún más.

Sin embargo, así como cada vez se le da más relevancia a este mercado a través de fechas relevantes con descuentos importantes como el CyberMonday y Black Friday, o la llegada de grandes del comercio electrónico a Sudamérica como Amazon,esperemos que también se vuelva más común que cada vez más personas puedan acceder y aprovechar el E-Commerce, un medio de inclusión cada vez más masivo.