Compartir
A días de la Elección

A días de la Elección

 Por  Paula Guerrero Zaro, Ingeniéro Civil Industrial

A días que finalicen las campañas políticas queda una sensación de que no estuviésemos ad portas de elegir un Presidente de la República. Hemos visto desde la franja nacional hasta los debatesformatos televisivos de más de 20 años. Hoy la ciudadanía está inmersa en un mundo más exigente y con tiempos muy reducidos, las personas en general transitan desde sus hogares hasta sus trabajos y viceversa, como también hay otro segmento de la población que además de trabajar también estudia, con un escaso tiempo para la vida familiar. A esto sumamos el factor transporte, que en la Región Metropolitana el tiempo destinado en cada viajees de 1 a 2 horas (Transantiago). Ante ello, los medios digitales se abren como una opción de llegar a estemayoritario segmento de la población, como también, programas de televisión que se adapten a realizar debates más acotados que permitan profundizar temáticas de descentralización, pensiones, Isapres, I+D+I, productividad, empleos, capacitación-perfeccionamiento, cambio climático, instrumentos de planificación, ruralidad, desarrollo de zonas extremas, embalses vs pérdida de agua en el mar, entre tantos otros. En algunos programas de televisión, lograron transitar a profundizar en las materias mencionadas y a realizar debates más acotados, pero el formato de las preguntas quedó al debe, fueron en varios casos a detenerse en el pasado en vez de preguntar por crecimiento y visión país (futuro). Si esto no fuera poco, algunos postulantes a la Moneda cuentan con falencias notorias desde no conocer sus programas de gobierno hasta no manejar cifras país, dejándolos en posiciones bien desafortunadas.  En fin, falta mucho por avanzar y el ciudadano debe procurar por involucrarse en su realidad regional y país, pensar que no afecta está en un error. Otro elemento de análisis es aquel ciudadano que concurre a votar asiste por la persona más que por el bloque político al cual pertenece el candidato, realidad que deben ir visualizando los partidos ante laclara desafectación de la política que presenta la ciudadanía. Uno más, son las fechas de votación en períodos más alejados de finalización de año, pudiendo ser en octubre y noviembre, evitando cruzarse con la teletón, cierres académicos y compromisos familiares de vísperas de navidad, aumentaría la concurrencia. Pero hay que ser positivo y seguir avanzando en estos tópicos para aumentar la participación y conciencia en la ciudadanía por aquellos  candidatos a elegir por un período de cuatros años. Este próximo 19 de noviembre, asista a votar por la opción mejor preparada, comunicativa y menos populista, pensando en tiempos mejores.