Compartir

MUNICIPIO DE TIERRA AMARILLA Y UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA RIOJA FIRMAN CARTA DE INTENCIÓN PARA EL ENVÍO DE JÓVENES ESTUDIANTES DE LA COMUNA

Para estudiar medicina y otras carreras afines

En la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad Nacional de La Rioja, Argentina, fue suscrita una carta de intención, la cual transparenta y manifiesta el deseo compartido entre la Ilustre Municipalidad de Tierra Amarilla, y la propia UNLaR, en torno a trabajar y colaborar encarecidamente en la ejecución de diversas iniciativas y convenios bilaterales, entre otros, el envío a la Provincia de La Rioja de jóvenes tierramarillanos egresados de cuarto año medio, quienes desean estudiar medicina y otras carreras afines.

Entre los firmantes del documento oficial estuvieron el representante de la Universidad Nacional de La Rioja y rector de la casa de estudios, el licenciado Fabián Alejandro Calderón; Benyork Paez, encargado de la URAI del Gobierno Regional de Atacama; Raúl Salas, alcalde de la Comuna de Chañaral; en tanto que en representación del alcalde Osvaldo Delgado Quevedo, firmó don Jorge Brito, abogado y Secretario Ejecutivo de la Corporación Municipal de Tierra Amarilla.

Una vez concluida la ceremonia protocolar, el abogado Jorge Brito aseguró que “este ha sido un punto muy importante, y de hecho lo destacamos de tal nivel, porque lo que en un momento dado pudimos pensar como en el largo plazo, hoy día se puede convertir muy pronto en una realidad, en el sentido de que podamos tener alumnos de Tierra Amarilla estudiando medicina. Nosotros tenemos un gran déficit de médicos en Chile, porque no tenemos facultades de medicina. Hoy día nuestro país hermano, en la provincia de La Rioja, nos da la posibilidad de enviar alumnos para que puedan estudiar, y pensar en tener en el corto y mediano plazo una buena cantidad de médicos que vengan a palear dicho déficit. Los seleccionados son gente de mucho esfuerzo, son buenos muchachos, que además no tienen la condición social para ir a una facultad en Chile, y claramente la intensión es tener este mismo año a nuestros alumnos estudiando en la Facultad de Medicina”.

Entre sus párrafos, la carta señala tener por objeto “llevar a cabo acciones de cooperación institucional en el marco de las misiones y funciones propias de cada una de las instituciones, en lo relativo al desarrollo de proyectos y programas que tiendan a atender la demanda de servicios educativos de nivel superior en el ámbito de la salud de los ciudadanos chilenos de la Región, y por otro lado la posibilidad de realizar pasantías de alumnos y docentes de la Universidad Nacional de La Rioja en centros hospitalarios y educativos de la Región de Atacama”. La misiva también plantea que “las partes manifiestan la intensión de generar programas, pasantías, especializaciones o cualquier otra acción tendiente a fortalecer los lazos de cooperación y desarrollo de capital humano, ello en concordancia con lo especificado en el capítulo VI del Tratado de Maipú, suscrito en octubre de 2009 entre la República de Chile y la República Argentina”.

Así, queda establecido que existe el inapelable propósito por parte de la Universidad riojana de otorgar cupos de becas para alumnos tierramarillanos, que deseen ingresar a cada una de las carreras de grado, entre las que se cuentan, por ejemplo, medicina, odontología, psicología y veterinaria. En tanto la Municipalidad tierramarillana transparentó su intención de cubrir gastos asociados a alojamiento u hospedaje anual de los alumnos que resulten becados, y los costos de alimentación derivados de su permanencia mientras se encuentren estudiando. Por otra parte, el municipio también manifestó su deseo de implementar pasantías rentadas dirigidas a docentes y profesionales del área de la salud de la Universidad Nacional de La Rioja, a fin de incorporarse como parte del equipo de profesionales que integran el Centro de Salud Familiar CESFAM, o los establecimientos educacionales que tiene a su cargo el Municipio.